LOS ESTUDIOS DE CCSS CONCLUYEN LAS JOUP DE 2012

La tercera y última sesión, por este año, de las JOUPs se centró en los estudios universitarios propios del Bachillerato de las Ciencias Sociales. En esta ocasión, se contó con la presencia del Juez Decano de Vigo, Germán Serrano, del empresario José Antonio Portela y del estudiante de RRPP y Publicidad, Daniel Fernández Soliño.

LOS ESTUDIOS DE DERECHO

Germán Serrano comenzó su exposición reconociendo que cada día que pasa disfruta más de su profesión. Lo bueno de los estudios de Derecho es que abren una multitud de opciones profesionales al terminar la carrera, como puede ser el acceso a la función pública, ejercer la abogacía en sus ramas de penal, administrativo, etc., el trabajo en empresas de asesoramiento o consultoría, entre otros. Explicó también cómo el Plan Bolonia ha cambiado la estructura de los planes de estudios: ahora, para ejercer de abogado o ser procurador, es necesario realizar un Máster y evaluar al candidato. Además, en España, cualquier abogado puede interponer recursos hasta el Tribunal que considere necesario, hecho que no sucede en otros países como Inglaterra, donde sólo 16 personas están capacitadas para dirigirse al Tribunal Supremo. Animó también a aprovechar las ocasiones que ofrece el tiempo de estudio de la carrera para hacer todo tipo de estudios y cursos, que en el futuro pueden ser determinantes para obtener un puesto de trabajo. No quiso dejar pasar la ocasión para exponer lo que fue su experiencia de preparación para la oposición de judicatura. Es cuestión, según Serrano, de estudiar mucho y ser muy disciplinado.

ADMINISTRACIÓN Y DIRECCIÓN DE EMPRESAS

José Antonio Portela resaltó la importancia de lo vocacional para realizar estos estudios. Tener vocación de empresario es mucho más que hacer una licenciatura, supone un espíritu emprendedor, capacidad de oportunidad y riesgo y vivir con la empresa mañana, tarde y noche. Efectivamente, cuesta dinero, meterse en préstamos, aguantar con paciencia los reveses y las dificultades y creer en lo que se hace. Pero también proporciona numerosas satisfacciones, entre las que destaca la creación de empleo y riqueza, y la satisfacción de saber que se están manteniendo a familias enteras con los puestos de trabajo creados. Aunque también habló de la posibilidad de optar a un trabajo por medio de una oposición, él cree que la oposición más completa es la de cuarenta años, durante doce meses al año, cuatro semanas al mes y veinticuatro horas al día, o sea, la vida ordinaria del empresario. La formación continua es absolutamente necesaria para estar al día –cursos de auditoría, de nóminas, de reformas laborales…–. Portela aclaró, con orgullo, que es hijo de empresarios y que espera ser padre de empresarios. Terminó su exposición aclarando que el dinero viene y va y no es cierto que tiene más éxito quien más acumula, sino que lo importante es estar satisfecho con el trabajo bien realizado, ser honesto y poder mirar a la cara a la gente.

ESTUDIOS DE RELACIONES PÚBLICAS Y COMUNICACIÓN

Daniel Fernández Soliño estudia su último curso de Relaciones Públicas y Publicidad en la Facultad de Ciencias Sociales de Pontevedra. Comenzó sus palabras dando algunos rasgos que diferencian a las tres especialidades de su Facultad (periodismo, comunicación audiovisual y Relaciones Públicas). Se trata de carreras eminentemente prácticas, donde hay mucha competencia y se exige una media bastante alta. Lo más valorado, según sus palabras, es la posibilidad de acceder a material técnico de trabajo que no es fácil de adquirir –cámaras, estudios de radio y tv, equipos informáticos, etc.–, y el hecho de que uno pueda alternar sus estudios con la creación de un currículo paralelo a través de prácticas y trabajos para terceros. Coincidió con los otros ponentes en que, “si lo tuyo es una de estas carreras, no volverás a estudiar nunca más porque más que estudiar es disfrutar”. Aclaró que era cierto que estudiaban sólo un par de veces al año, pero que la práctica es diaria y constante, y para producirla hace falta estudio, formación, interés personal y aprender a buscarse la vida. Las salidas profesionales son muchas, aunque advirtió de que no es fácil encontrar un trabajo, en tiempos de crisis, en los que lo primero que se recortan son los gastos de representación, publicidad o de servicios en general. Pero, si uno se lo propone, es un reto para poner en práctica esa mentalidad de abrirse camino. Cree que el presente y el futuro de la comunicación pasa por las redes sociales, internet o conceptos como el branding personal. Se puede acceder a trabajos en agencias publicitarias, organismos de comunicación de la empresa y oficiales, el mundo de la televisión y el cine, el documental, la escritura de guiones, etc. “Lo importante –concluyó– es no ternerle miedo al trabajo y al sacrificio”.

Tas las exposiciones, hubo un tiempo para las dudas e intereses de los alumnos, que recorrieron un amplio abanico de preguntas sobre las distintas peculiaridades de sus respectivos trabajos y estudios, y dieron pie a respuestas muy gráficas, muchas de ellas basadas en ejemplos y anécdotas, como empezar a ser empresario vendiendo coches en una playa, crear el derecho a través de la interpretación de la legislación o cómo elaborar un spot publicitario para una ONG.