EL ALCALDE DE VIGO VISITA MONTECASTELO

El lunes 4 de marzo estuvo en Montecastelo el Alcalde de nuestra ciudad, Abel Caballero, durante el final de la mañana e inicio de la tarde, en una visita en la que pudo conocer las renovadas instalaciones del Colegio, saludar a los alumnos de todos los ciclos de enseñanza, y conocer de primera mano algunos de los proyectos educativos en los que se trabajan habitualmente. La visita de Abel Caballero se encuadra en una invitación previa de la Alcaldía a los Comités Directivos de Montecastelo y Las Acacias, y que ayer fue correspondida por el Alcalde.

Acompañado por la Dirección de Montecastelo y de la Directora de Las Acacias, recorrió las instalaciones de ESO, BAC y Ciclos, donde mantuvo varios encuentros dialogados con los alumnos en sus clases. Abel Caballero se mostró encantado con la dedicación que se le dedica al inglés en nuestras aulas, y lo calificó como algo esencial para el futuro y el mismo presente. El Alcalde recordó sus tiempos de estudiante universitario y de doctorado en países de habla inglesa, y conversó con los alumnos en inglés. También hizo varias referencias al partido del Celta que se jugaba esa tarde, cuya evolución en la liga se sigue en Montecastelo con mucha intensidad. En la sección de Ciclos, varios alumnos le explicaron algunos de sus proyectos de fin de estudios en el área de la Electrónica, momento que aprovechó el Alcalde para felicitarles por la excelente opción que han hecho por la formación tecnológica y profesional. Además, les animó a formarse muy bien porque la cuidad de Vigo les está esperando en el mundo laboral, que en el caso de nuestra industria está caracterizado por su elevada competitividad y su alto nivel tecnológico frente a otros centros industriales del mundo.

alacalde2

alacalde3

alcalde4

alcalde5

alcalde6

Tras comer en el comedor del Colegio, aprovechó para visitar las zonas de Primaria y saludar también a los más pequeños del Colegio, que se mostraron encantados de poder contar con la presencia cercana y amable del Regidor de la ciudad, y conversar un rato con él. Tras un café de sobremesa, en el que conversaron de algunas cuestiones de actualidad, se dio por finalizada una visita que estuvo caracterizada, en todo momento, por la cordialidad y el buen humor.