CHARLA-COLOQUIO SOBRE ACOSO ESCOLAR

El pasado 4 de abril los alumnos de 5º y 6º de Primaria pudieron disfrutar de una conferencia-coloquio sobre el acoso escolar o bullying, impartida por el Inspector de la Policía Nacional, Luis Alberto Sauces. A modo de introducción, el ponente hizo reflexionar a los alumnos sobre la existencia de un instinto que todos tenemos, la agresividad, entendida como la tendencia a comportarse de manera violenta ante estímulos exteriores.

¿Qué factores promueven o fomentan este instinto? Pués principalmente la competitividad de la sociedad actual, la biología, el estilo de la educación, el comportamiento de los propios padres…, pero de forma especial últimamente los medios de comunicación, especialmente cuando compramos a nuestros hijos juegos no adecuados a su edad. La agresividad no tiene por qué mostrarse sólo de manera física pues, normalmente, el acoso se muestra más a través de la agresividad verbal: insultos, vejaciones, bromas que parecen ser inofensivas y esconden en su interior una intención de poner en ridículo o dañar al otro.

Normalmente, la principal consecuencia de dejarse llevar por este instinto desde edades tempranas provoca llegar a la edad adulta con muy poco o nulo control sobre la agresividad. Es importante saber que los menores de 14 años no son imputables y su condena recae sobre sus padres que, según la gravedad del caso, pueden llegar a perder la tutela de sus hijos y ser internados en un centro de menores.

¿Qué hacer para evitar estos comportamientos? Principalmente canalizar esa energía a través de otras actividades como pueden ser los deportes u otro tipo de actividad física. Pero también es necesario rechazar firmemente ciertas conductas violentas y huir de las peleas callejeras.

Para terminar, el inspector recordó a los alumnos que el acoso está formado por situaciones en las que uno o más chantajean, insultan, difaman, aíslan, ridiculizan, etc… a otro de forma prolongada en el tiempo. Lo fundamental paraevitar estas situaciones es la comunicación constante con los padres, tutores y profesores, no callarse nada.