EL VERANO, ALGO MUCHO MÁS QUE PLAYA

El verano ya ha pasado, las lluvias aprietan y el bañador se queda en el armario. Y, aunque sólo queda la nostalgia, es preciso mostrar que el verano da para muchas cosas. Los alumnos de Montecastelo han aprovechado el tiempo durante las vacaciones estivales. Muchos han mejorado su inglés, participado en algún torneo deportivo o dando su tiempo a los demás.

Bulgaria suena lejano, quizás nos acordamos de su capital por las clases de Geografía, pero vemos improbable ir allí. Los alumnos de 2º de Bachillerato Enrique Varela y Javier Fraga estuvieron del 16 al 30 de julio en un campo de trabajo en Bulgaria.  En Perbal, una pequeña localidad a 38km.  de Budapest, ayudaron en un centro de niños disminuidos y acondicionaron y reformaron el inmueble del centro. Quique destaca que “aprendes a trabajar duro, conoces nueva gente y comprendes realmente, al estar con esos niños, lo bien que se vive aquí”.

Aunque las clases estén cerradas, la formación no acaba para algunos alumnos que quieren mejorar sus competencias, tanto en otros idiomas como en actividades deportivas. El inglés es una premisa básica y las actividades deportivas necesarias para que el alumno salga bien formado del colegio.

Los alumnos de 2º de ESO Iago Vázquez y Sebastián González  junto al profesor Josep Oriol  fueron a un curso de ingles a Las Cabañas (Madrid). José Freire , de 1º de BAC, ha ido más lejos para aprender inglés, al corazón de la cultura británica: Londres. Y del 8 al 27, Benigno Pérez  se trasladó hasta  Brighton (Inglaterra) para preparar el examen de Advance de Cambridge.

Pero no todo es estudio. La faceta deportiva la fomentan muchos alumnos y más en verano. Vela, golf, hípica, submarinismo…  El fútbol sólo es uno más dentro de la amplia variedad de deportes.

campamento1313

El calor aprieta y es preferible pasar el día cerca del agua y los deportes marítimos se prestan a ello.  Ricardo Fernández Miranda acabó tercero en la Regata, clase Optimist,  en el Club Nautico de Castrelo de Miño los días 23, 24 y 25 de agosto.  Fue el segundo por su edad y recibió la medalla de plata.  Humberto Alonso participó en un curso de windsurf y Fernando Márquez y Felipe Alfaya se atrevieron a más, y no estando contentos con estar cerca del agua, para salir al paso del calor, participaron en un curso de buceo.

Y del mar a la tierra. Otros prefieron irse a las nublosas islas británicas. Iñigo Maruri, campeón gallego de golf, participó en el Campeonato Internacional de Inglaterra Sub-14, el Reid Trophy 2013, en la que según la Federación Galega de Golf, “firmó una destacable actuación en una prueba tan exigente. Fernando Olmedo, Diego Maraña y Alejando Saenz, de 3º de ESO, prefirieron mejorar su técnica en el tenis con un stage. Pablo Lloves, de 2º de BAC,  también hizo un curso de tenis, pero en su caso en Estados Unidos.

Por no hablar de otros auténticos “clásicos” del verano, como los campamentos de Montecelo, los stages futbolísticos en Torreciudad y Madrid, connivencias solidarias y acampadas itinerantes por la geografía española, todas ellas organizadas por los clubes juveniles Albeiro, Doira y Tambre, y en las que participaron un buen número de alumnos de Montecastelo.

También Javier Barge cruzó el charco para asistir, junto al Papa Francisco, a la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, del 16 de julio al 1 de agosto. En Brasilia, Sao Paulo y Río junto a otros 72 jóvenes de toda Galicia. Allí visitaron el Cristo de Carcobado y Pao de Azúcar.  “Fue una experiencia increíble y no sólo por salir y conocer mundo, también por la palabras del Papa”, nos afirma Javier.

BULGARIA