EL MUNDO VISTO DESDE ROMA

RAFAEL FERNÁNDEZ RAFALES.-El pasado viernes 22 de noviembre tuvieron lugar en el colegio dos charlas con el director de la agencia de noticias del Vaticano “Rome Reports”, Javier Martínez Brocal. La primera de ellas fue con los alumnos de ESO y Bachillerato y la segunda con los padres del colegio dentro del ciclo “Comparte lo que sabes” organizado por el APA del Colegio.

El periodista comenzó contando su propia historia, de la necesidad de arriesgarse para ganar en esta vida, cómo tuvo que hacerlo al estudiar la carrera fuera, y después trabajar en diversos medios y cadenas de televisión para, finalmente, llegar a Roma aun sin tener ninguna experiencia propia de cubrir las noticias del Papa. Pero lo hizo, y la experiencia que está viviendo considera que es realmente apasionante.

Sobre su etapa en la cadena de televisión, nos explicó que fue muy divertida y que al ser la primera que tuvo le resultó tremendamente útil. Pero quería cambiar de aires y se le presentó la oportunidad de irse a Roma para crear una agencia de noticias del Vaticano. Así cubriría la actualidad que rodea al Papa.

Contó  cómo había vivido la última transición de pontífices, tras la renuncia de Benedicto XVI. El ambiente pre-cónclave, las teorías sobre los “papables”… y la suya propia. Vaticinó, en previsión de que saliese elegido el cardenal de Boston, Patrick O’Malley: “Será de una orden religiosa, americano, devoto de la Virgen María y relacionado con la figura de San Francisco de Asís” y coincidió que así fue, aunque con otra persona que reunía las mismas condiciones: Jorge Mario Bergoglio, quien tomó el nombre de Francisco.

Para describirnos la personalidad del Papa, se sirvió de muchas y divertidas anécdotas, que son fruto del trato durante estos meses con el Pontífice. Destacó la gran caridad que posee y la atención que presta a enfermos, pobres y presos; como bien demuestra lo sucedido al decidir la agenda de la Jornada Mundial de la Juventud en Río. Al estar planificada para que fuese Benedicto XVI –quien tiene bastantes años más que el actual Papa–  la agenda tenía un ritmo suave. Al ir Francisco, se rellenó con visitas a hospitales, presos y pobres, aunque eso supusiese ponerse en peligro.

“Francisco –dijo Martínez Brocal–  denuncia la globalización de la indiferencia, exige que los cristianos nos preocupemos más por los de nuestro alrededor, como haría Jesús en nuestro lugar. Le sorprende que a la gente le preocupe unos días una desgracia como la de Lampedusa y que luego pase al olvido general”. Además, el director de Rome Reports señaló que al Papa “los ataques exteriores a la Iglesia no le preocupan, sino la incoherencia de los propios cristianos” quienes deben predicar con el ejemplo. El Papa pretende cambiar la cultura con sus obras, y “como San Francisco, abrazando a los enfermos”.

Tras la exposición hubo lugar a un interesante turno de preguntas donde surgieron nuevas anécdotas que ayudaron a completar la figura del actual Sumo Pontífice.