“LA ESPERA ES UN VALOR SEGURO EN EL AMOR ADOLESCENTE”.-DR. JOKIN DE IRALA

El viernes 29 de noviembre tuvo lugar, en el salón de actos del Colegio, una conferencia con el Profesor y Catedrático de Medicina de la Universidad de Navarra, Jokin de Irala. La sesión versó sobre la sexualidad adolescente, centrada en los aspectos más relevantes para los alumnos de 4º de E.S.O. a 2º de Bachillerato.

Comenzó señalando la importancia de este aspecto en la educación de un adolescente, pues es clave para el paso de la infancia hacia la etapa adulta. Los cambios, según dijo, son protagonistas del periodo adolescente, momento en que las sensaciones sexuales irrumpen en sus vidas de forma brusca. Por eso es importante aprender a dominarlas y a tener una línea de conducta determinada, ya que “improvisar en la vida puede llevar a errores vitales”.

Prosiguió comparando los comportamientos humanos y animales en lo relacionado con la sexualidad. El amor, según De Irala, evoluciona del enamoramiento preadolescente –en el que, en el fondo, se ama uno a sí mismo– hasta el amor maduro que se puede dar en el matrimonio. Ese amor se manifiesta principalmente en la apertura a los hijos, a la amistad y la solidaridad con los próximos. Después de esto, habló de las formas de relación sexual que existen en nuestra sociedad: relaciones sin amor, con amor pero sin compromiso y, finalmente, el verdadero amor.

En el primer caso, habló de los aspectos biológicos y de que casi lo único que se comparte es la misma sexualidad. Existe, además, el peligro de la promiscuidad y su peligrosa vinculación con las enfermedades de transmisión sexual, tal y como confirman los estudios publicados en las revistas médicas.

Al llegar al segundo caso, el del amor sin compromiso, explicó la dificultad de establecer un proyecto de vida conjunto y de su alta recompensa, y también del alto porcentaje de separaciones que se producen al cohabitar antes del matrimonio. “Esperar es amar”, según el ponente, principalmente por tres motivos: el primero, porque un adolescente no está capacitado, ni física ni psicológicamente, para proporcionar ese tipo de donación de sí mismo, pues está todavía en pleno desarrollo. En segundo lugar, porque es necesario el tiempo para conocerse y comprender si esa persona es la apropiada para iniciar la relación amorosa estable y de futuro, y eso es realmente complicado cuando aún la propia personalidad no se ha configurado del todo. Y, finalmente, porque, si se ve que no es la persona adecuada, se ha adelantado a los tiempos propios de cada uno, y se puede perjudicar seriamente a la futura pareja. De esta manera se comprende mejor la afirmación de que la espera es una señal inequívoca del amor, que desemboca en el amor con el compromiso de estabilidad de dos personas que, dándose mutuamente el uno al otro, transmiten ese amor principalmente a través de sus hijos.

Al finalizar su exposición, se dio paso a una ronda de preguntas en las que se abordaron otros aspectos como la posibilidad de reconocer el verdadero amor, la supuesta “seguridad” que proporciona el preservativo en el caso de posibles embarazos y transmisión de enfermedades, así como la importancia de la abstinencia y de la fidelidad a la propia pareja como métodos recomendados por las instituciones sanitarias internacionales para la prevención del SIDA.

JOKIN13132