El PIMO (Plan integral de Ortografía), una nueva señal de calidad para cada asignatura

Escribir correctamente es una destreza básica que se puede ver mermada por el auge de un mundo en el que “por qué” se escribe “xq”, donde no importa utilizar la “q” o la “k” o en el que las tildes desaparecen. El Departamento de Lengua del Colegio Montecastelo, consciente de las necesidades de los estudiantes, ha confeccionado un elaborado plan de ortografía para ayudar a los alumnos en esta destreza básica: se trata del Plan Integral de Mejora de la Ortografía (PIMO).

El PIMO busca enseñar la ortografía de manera contextualizada, activando la memoria visual y gestual del alumno, a la par de una reflexión posterior sobre los errores cometidos. Trata de incidir más en la interacción del alumno con las palabras que en la memorización de reglas, y en la reflexión sobre el léxico tanto general como específico. Pretende subsanar las deficiencias individuales de los alumnos en el campo de la ortografía mediante la sistematización de las acciones educativas del centro y la descripción clara de las actividades que se lleven a cabo: corrección de errores, dictados etc.

Es un plan interdisciplinar que afecta a todas las asignaturas y cursos del Colegio desde 5º de Primaria hasta 4º de ESO. Y que unifica y renueva la enseñanza de la ortografía con el objetivo de obtener unos resultados cuantificables. Resultados que se podrán analizar mediante una evolución histórica de cada grupo y alumno, que permita a corto y largo plazo realizar actuaciones individuales. El plan se concreta para cada asignatura en la creación de un vocabulario específico de cada unidad didáctica, la lectura de textos específicos y libros relacionados con la materia, la evaluación de la ortografía en los cuadernos de los alumnos, y la reducción de 0,1 puntos por cada error hasta llegar a un máximo de 1 punto (en el caso de las asignaturas de Lengua Española y Gallega, el máximo es de 2 puntos). Esos puntos perdidos se podrán recuperar realizando unas fichas de ortografía con las que el alumno trabaje las reglas ortográficas en la que han errado y practica su uso en distintos contextos, resaltando en otro color el error cometido.

El PIMO parte de una experiencia acumulada de años de trabajo en distintas áreas, que han obtenido notables resultados entre los alumnos, pero ahora se han integrado todos los aspectos en un plan global que afecta a la totalidad del centro, y que forma parte de la calidad de la enseñanza en cada una de las asignaturas. Ha sido elaborado por los profesores de Lengua de Montecastelo, bajo la dirección del profesor Patricio Fernandez Barciela, y siguiendo los postulados de los más prestigiosos estudiosos de la ortografía en nuestro país y sus últimas aportaciones basadas en trabajos de investigación.