CIENCIA Y ARTE DE LA VID EN “COMPARTE LO QUE SABES”

La primera edición de este curso de la actividad del APA, “Comparte lo que sabes”, estuvo protagonizada por la Doctora Investigadora del CSIC, María del Carmen Martínez, que es también madre de Montecastelo, y que dirigió a los asistentes una sesión titulada “Ciencia y Arte: a propósito de la vid“.

La Dra. Martínez relató a los padres participantes uno de los casos de investigación en los que trabajó y que da origen al título de la exposición. Una de las tesis doctorales que dirigió se dedicó a investigar la presencia artística de la uva, las hojas y parras en distintos retablos de Galicia y Asturias, para llegar a la conclusión de que los artistas locales de la imaginería fueron especialmente atentos y fieles a la hora de reproducir las distintas variedades de vid locales.

“El estudio se basa en la comparación de las hojas y los racimos de variedades de vid reales, con las que aparecen representadas en las columnas salomónicas de los retablos barrocos. En algunos casos hemos encontrado un alto nivel de realismo, precisión y fidelidad en las representaciones. Esto nos ha permitido identificar algunas variedades reales y confirmar en algunos casos su posible carácter autóctono y la antigüedad de su cultivo en la zonas vitícolas en las que se ubican las iglesias cuyos retablos fueron sido estudiados”, explicó la investigadora del CSIC.

Para alcanzar estos resultados, los investigadores visitaron cada una de las 54 iglesias y tomaron imágenes de las hojas y racimos de vid representadas en las columnas de los retablos. Este elemento arquitectónico, típico del arte barroco, se caracteriza por su forma helicoidal y su decoración vegetal, generalmente con hojas y racimos de vid. Después, en el laboratorio, los investigadores midieron numerosos detalles botánicos en las imágenes con los mismos métodos y técnicas utilizadas para medir las hojas y los racimos reales. En total, se analizaron 101 retablos barrocos de iglesias de Galicia y Asturias. En ellos encontraron hasta seis variedades autóctonas del Nordeste peninsular: Loureira, Tinta Castañal, Albariño, Albarello (también llamada Brancellao), Dona Blanca y Palomino Fino.

También hubo tiempo para explicar la “Misión Biológica de Galicia”, origen del centro del CSIC actual, y de algunas de las líneas de trabajo en las que centran su tarea los miembros del Grupo de Investigación de Viticultura, del que María del Carmen es su fundadora y Directora. Al finalizar la exposición, y atender las preguntas de los asistentes, se procedió a una degustación de vinos de Albariño y de Albarello, para la que la ponente dio algunas de las claves que los “catadores” debían descubrir en los caldos.