LA SEGUNDA SESIÓN DE LAS JOUPs ABORDA LOS ESTUDIOS DE CIENCIAS SOCIALES

En el Salón de Actos de Montecastelo, con la asistencias de los alumnos de 4º de ESO y Bachillerato, se celebró la segunda de las sesiones previstas de las Jornadas de Orientación Universitaria y Profesional (JOUP) el viernes 17 de abril. En esta ocasión, los antiguos alumnos invitados estaban relacionados con el ámbito de las Ciencias Sociales y, una vez más, Pedro González Souto ejerció de maestro de ceremonias.

El primero en tomar la palabra fue Alberto Lázaro, antiguo alumno de la XIX Promoción (1991), quien realizó estudios de Ingeniería pero se dedica actualmente al ámbito de la Comunicación. Les habló, entre otras cosas, de la necesidad de experimentar ya durante la carrera los diversos aspectos de su futura profesión, no limitándose a las materias y los exámenes, para decidir de forma más adecuada su especialidad y conocer con antelación su campo de trabajo.

Guillermo Costas
(XXX Promoción, 2002), por su parte, les explicó que, muchas veces, al llegar a la Universidad, no era fácil encontrar la utilidad de ciertas materias. Que el sentido global se adquiría con el tiempo y la base de conocimientos generales debía ser lo más amplia posible antes de llegar a la verdadera especialización. Insistió en que leyeran todo lo que cayera en sus manos y en que confiasen siempre en sus posibilidades.

Por último, Javier Fernández, futuro padre de Montecastelo, que ha aprobado recientemente la oposición a Notarías, además de resaltar el enorme esfuerzo y los años de dedicación que supone la preparación de una oposición como la suya, que aprueban sólo el 10% de los presentados, remarcó la idea de que, ante todo, se esfuercen por ser buenas personas, lo que verdaderamente va a marcar la diferencia.

Comenzó luego el turno para las preguntas de los alumnos, que se centraron en diversos aspectos de la carrera de Derecho y sus salidas profesionales. Miguel Lomba, alumno de 1º de Bachilleraro, preguntó a los ponentes cómo superar los momentos de dificultad durante los estudios universitarios, lo que abrió un verdadero abanico de respuestas: a través de una verdadera determinación, el afán de superación o el apoyo de las personas más cercanas (la familia, los buenos amigos…).