BUSCANDO EL TESORO INDIO CON PAPÁ

La granja-escuela del Kiriko es uno de los clásicos de todo inicio de curso. Los padres y alumnos nuevos saben que una de sus primeras pruebas en el puesto es convivir juntos durante un fin de semana en sus instalaciones. Es cierto que algunos repiten experiencia —son ya varios los hijos que han pasado por ahí—, pero no les importa lo más mínimo.

Pasar dos días juntos con papá no deja de tener su atractivo, sobre todo si es en compañía del profesor encargado, Joseba Barturen, el profe Javier Román e incluso el subdirector de Primaria, José Nieto, y el mismísimo director de Montecastelo, José Manuel Rodríguez. Pero lo mejor no es eso. Lo mejor es que todos participan en la famosa búsqueda del tesoro indio, un montonazo de actividades relacionadas con las instalaciones de la granja y que nos van llevando a las pistas para encontrar el preciado botín. Para ello, hay que montar en caballo, acertar todo lo posible a una diana con el arco y las flechas —curiosamente, los papis no suelen ser los mejores en esto de la puntería, pero bueno—, ordeñar una vaca, acariciar un gato persa, saludar al asno del recinto, mantener diálogos animantes con las ovejas y cabras e incluso conseguir que un búho real te guiñe un ojo. Tanta actividad no deja de ser alucinante para quienes solo ven animales en las pantallas, y toda una experiencia común.

Las comidas son muy divertidas porque falta mamá, y papá no siempre se aclara, pero se ríen cantidad. La noche es otro de los grandes atractivos, pues será la primera vez de un montón de convivencias fuera de casa con los compañeros de clase. Los mayores se lo montan bastante bien por la noche y tienen sus reuniones de cháchara sobre asuntos serios y más divertidos, como la magia de don Joseba y su espectacular traje de mago.

Al día siguiente, tras el desayuno y un paseo por la zona —bastante chula, por cierto, en un paraje natural de cuento de Tolkien—, llegan las mamás con el resto de la familia. Con una gran comida final, se llega al término de la actividad y los asistentes se pueden considerar ya como iniciados de pleno derecho en la vida colegial de Montecastelo.

Se puede ver una galería de fotos en el siguiente enlace: VER GALERÍA