El colegio Montecastelo ha conseguido el título de campeón absoluto en la feria tecnológica de Galiciencia 2017, con el proyecto “Save the Dolphins”, presentado por los alumnos de 4º ESO Carlos Fole, Jaime Alonso, Miguel Herranz y Mateo Martínez. El concurso se celebró los días 22, 23 y 24 de noviembre en Ourense, en el Parque Tecnolóxico Tecnópole, en concreto, en una carpa montada específicamente para todos los proyectos de los participantes.
Este proyecto se ha realizado para concienciar a la población gallega del grave problema que ocurre en nuestras costas, que es el varamiento de los delfines. Es un proyecto que se empezó el año pasado pero este curso lo han ampliado y perfeccionado, especialmente en el sistema de triangulación y detección de cada uno de los ejemplares.

Según sus diseñadores, el proyecto trata de concienciar a la sociedad gallega, y muy especialmente a los centros educativos, sobre el problema del varamiento de los delfines en nuestras costas. Para Jaime Alonso, la iniciativa investigadora ha sido apasionante porque “hemos tenido que realizar un trabajo de búsqueda de información bastante profundo, contactado con abundantes páginas web especializadas para realizar este proyecto. También, porque los delfines son los animales mas parecidos a los humanos y porque son muy inteligentes, tanto que, si tienen que decidir a la hora de poder salvar a gente de morir ahogada, diferencian y priorizan a las mujeres embarazadas”.

Para Miguel Herranz, la parte de tecnología ha resultado todo un reto. “Hemos creado el SISEDE —el sistema de seguimiento de los delfines— que consta de un arduino, una placa solar, una batería y una base creada con la impresora 3D del laboratorio de Tecnología en la que se acopla. Gracias al sistema, podemos saber la posición exacta de cada uno de los delfines. Ello es posible gracias a que cada uno emite sus sonidos de forma diferenciada y se puede hacer un seguimiento de manera personalizada, sin necesidad de acoplar al animal ningún dispositivo de seguimiento”.

Para explicar bien todo el proceso del proyecto, han diseñado e imprimido unos plotters expositivos, utilizando la técnica informativa de la infografía. Los pósters se expusieron también en el stand de Galiciencia.

Pero tuvieron que idear más soluciones creativas para la utilidad real de su SEADE. Por ejemplo, el diseño y elaboración de una aplicación de telefonía móvil que avisa al CEMMA (Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños) del posible varamiento del delfín, enviando una foto y las coordenadas GPS para que acudan al rescate.

El trabajo iba acompañado de una especial atención a la difusión y a llamar la atención social sobre este problema. Como nos comenta Mateo Martínez,también hemos realizado una campaña de concienciación social y una encuesta a los alumnos de nuestro colegio y de colegios de otros países, como Japón o Australia”.

Para Carlos Fole otra de las claves del éxito del proyecto ha estado en el buen ambiente del equipo que tuvieron desde el primer momento. Los cuatro llevaban años contemplando cómo sus compañeros de otros cursos participaban y ganaban en distintos concursos y certámenes científicos, y sabían que les había llegado el momento de ser ellos quienes marcaran el rumbo a las nuevas generaciones. De ahí la importancia de que el equipo funcionase como una maquinaria bien ajustada y engrasada. “El compañerismo en el equipo ha sido muy bueno, ya que somos todos de la misma clase y nos entendemos a la perfección. Además somos buenos amigos y ha sido fácil ilusionarnos unos a otros y afrontar los retos del proyecto juntos”, nos comenta, con una sonrisa en la boca.

De todas formas, el equipo ganador de la presente edición de Galiciencia es muy consciente del trabajo realizado por los actuales alumnos de bachillerato, quienes iniciaron el proyecto y sentaron las bases de lo que iba a ser su trabajo del presente año. El nexo de unión se concentra en el profesor Bernardo Longa, auténtico impulsor de muchas de las iniciativas de investigación en los campos de la Química, Tecnología y Física de Montecastelo. Ha ganado muchos premios con sus alumnos pero es la primera vez que obtiene el título de vencedor absoluto de una edición de Galiciencia, por lo que está muy contento por el premio. Todos sabemos que el trabajo lo hacen los estudiantes pero el motor creativo e intelectual de los proyectos se encuentra en su mente. La capacidad de ilusionar, la exigencia al grupo y sus dotes de coordinación de los participantes logran que alumnos normales se impliquen en proyectos de investigación y trabajo de laboratorio con una gran proyección y propuestas del mejor nivel científico.

Nuestra enhorabuena desde estas páginas del periódico del colegio, MONTECASTELO POST.

Atendiendo a los visitantes durante la exposición